Sin duda la mejor estación es la primavera. Además de los colores, las largas horas de radiación, los sonidos de los animales, en la primavera se produce un fenómeno que te cautiva y te excita: el deshielo. En los altos picos blancos, en los valles nevados, desde los rincones sombríos donde apenas llega la luz del sol, tus pequeñas moléculas que permanecían dormidas en copos y bloques de hielo, comienzan a despertar del letargo invernal y se transforman en líquido. Y tu quietud de meses se convierte en necesidad de correr, en la obligación de recorrer el espacio y el tiempo que no has podidoRead More →