No te preocupes

Multiplícate-No te preocupes -le dije cuando noté su frustración por no poder aprenderse de memoria las tablas de multipicar del 6, 7, 8 y 9.

-Es solo cuestión de esfuerzo y de tiempo -insistí. El esfuerzo de intentar decirlas hasta donde te acuerdes y de consultarlas cuando te equivoques. El tiempo que necesites, sabiendo que hoy habrás avanzado un poquito más que ayer, y que mañana habrás llegado más lejos de donde te encuentras ahora -intenté razonar para tranquilizarla.

-Es que…es tan difícil. Es que, es que…no me las sé e incluso me equivoco en algunas que pensaba que ya me las sabía -y casi se le saltaban las lágrimas mientras hablaba.

-No te preocupes -volví a decirle. Piensa que millones de personas han pasado por esto mismo antes que tú y ahora no dudan ni se equivocan cuando han de hacer alguna multiplicación.

Se marchó y cambió el duro aprendizaje de las tablas de multiplicar por su juego con las muñecas a las que enseñaba a escribir usando una pequeña pizarra de juguete.Multiplícate

Intenté recordar cuándo y cómo las había aprendido y memorizado yo, pero no lo conseguí. Parecía que, después de tantos años, siempre las había sabido, y que nunca las tuve que aprender.

Ella, con el paso del tiempo sumado a sus esfuerzos por grabarlas, tendría esta misma sensación, igual que yo, igual que millones de personas.

Pero mientras no llegaba ese día quise diseñar este tablero, estas tarjetas y estas fichas y dados.

Y cuando todo estuvo preparado, me asomé a su habitación y le propuse…

…jugamos?

Gregori Navarro

Multiplícate

Guardar